Categoría 2

¿Es hiperactivo?

«La simplificación es la barbarie del pensamiento,
La complejidad es la civilización de las ideas”
Edgard Morin

Cada época estuvo signada por paradigmas, los cuales marcan o explican acerca de que modo es entendida la realidad en dicho momento, actualmente se habla del Paradigma de la Complejidad: E. Morin nos dice que cuando hablamos de complejidad no estamos dando una explicación sino que señalamos una dificultad para explicar, un pensamiento complejo no es capaz de abrir todas las puertas , sino que es un pensamiento en el cual estará presente la dificultad, o sea que ya no podemos pensar en leyes simples, que en la práctica resultan insuficientes para explicar y comprender lo que ocurre a nuestro alrededor y en nosotros mismos. Las fórmulas simples son cada vez más insuficientes estamos confrontados al desafío de la complejidad. El camino hacia la interdisciplinariedad supone también una actitud intelectual, en cuanto al modo de abordaje de la realidad. Complejo no es sinónimo de difícil, sino que toma la misma realidad pero desde una mirada interdisciplinaria, es aprender a mirar lo mismo desde varios lugares, o teorías. Desde esta mirada nuestra visión se amplia ya que una misma realidad puede tener diferentes respuestas y modos de encararla en forma complementaria. Nuestro planteo se relaciona justamente con la posibilidad que tiene la escuela de ofertar otros lugares; estos serán productores de subjetividad, brindando otros recursos para vincularse, posibilitando un lugar diferente al aprendido hasta ese momento. A partir de lo expuesto hablamos de la importancia del lenguaje: como determinante y como productor de efectos. A partir de todo lo explicado nos preguntamos como puede ser que estos niños que son “tan inteligentes”, no logren aprender, se distraigan, se muevan constantemente, molesten a los otros y a sus docentes.. Actualmente se presenta cada vez con mayor frecuencia un afán clasificatorio de las conductas observables intentando a través de esto entender que le pasa el niño. Aparecen términos tales como TGD, ADDH. Los cuales no dicen nada acerca del sujeto solamente dan un nombre y si leemos las pautas para colocar en estos casilleros descubriremos que clasifican en general, muchos de nosotros nos ubicaremos dentro de las características esperadas en personas con ADDH , o sea déficit de atención con hiperactividad!! Pero estos niños son capaces de quedarse largas horas frente a la computadora o al televisor, tal vez no puedan prestar atención, a quién tienen que prestar su atención? Después les devuelven la atención prestada? A quién? Qué les exigimos a estos niños? En el tiempo y la forma que los docentes determinamos?

Muchos de los chicos que no logran concentrarse y prestarnos un ratito su atención en realidad están muy angustiados, y están atentos a otras cuestiones ajenas a la escuela. ¿Quién puede concentrarse en algo cuando esta marcado por la angustia, nosotros los adultos ante situaciones muy angustiantes tampoco podemos escuchar ni aprender menos estudiar? A los niños les pasa lo mismo, un niño con cuestiones si resolver o preguntas sin respuestas seguramente estará atento a si mismo y demandará mucha más atención que otros, pero siempre la demanda es demanda de afecto. Muchas veces corremos el riesgo que los niños queden denominados por ese diagnóstico tanto del lado de los padres como así también de lado de la escuela. El niño se nombra así mismo como: yo soy A. D. D, molesto porque hoy mi mamá no me dio la pastilla, golpeo al compañero porque soy hiperactivo o insulto a adulto porque Ningún diagnóstico puede dar respuesta a todo lo que le ocurre a un sujeto (ej. de los dos niños con síndrome de Down que cada uno realiza actividades distintas aunque coinciden en su dificultad del par cromosómico). Los niños necesitan un lugar y lamentablemente, en ocasiones se acomodan al lugar que le viene dado con nombre y etiqueta, difílcilmente movible. (Untoiglich). Uno debería pensar al niño como un sujeto al que le suceden varias cosas, que está atravesando las situaciones de alta complejidad empezarían a transcurrir de otro modo. muchísimas cuestiones y que entenderlo es un trabajo con otros ,con la escuela, con los docentes, con los padres, y con los otros profesionales; creemos que de este modo Cuando la escuela comienza a citar y hablar con los padres acerca de la problemática ligada a la conducta de sus hijos, muchas veces recurren a darles a esos padres, a esas familias, un diagnóstico certero de lo que le sucede a ese niño/a :Se escucha decir:“vuestro hijo tiene hiperactividad” Este decir docente o de los padres que lo expresan en entrevistas, nos quita la responsabilidad, sería como decir bueno nació con esto “yo no tengo nada que ver”. La infancia implica un espacio delimitado y seguro, separado de la edad adulta, en el cual los niños y las niñas pueden crecer, jugar y desarrollarse. Pensemos un poco en este término que parecería definir muchas situaciones se es o no se es inteligente…Inteligencia, etimológicamente esta palabra viene del latín leger, que significa leer entre líneas, comprender más allá de las palabras. Hablamos de inteligencia como la posibilidad de conocer, una aptitud para aprender, para establecer relaciones, pero si hablamos de posibilidad tenemos que hablar de un ser, de un sujeto que la porte, que la haga suya. La inteligencia por si misma no existe, como entidad separada. Lo subjetivo es lo relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en si mismo. Solemos decir “es tan inteligente, pero se porta mal”. El lugar por excelencia para los niños es la escuela, el tema será armar redes de adultos para que puedan sostener las situaciones, no dejar solos a los docentes redes de contención dentro de las escuelas, esto los ubicaría en mejor situación y con un respaldo. Los docentes no tienen porque sentirse agobiados.

Es importante comenzar a plantearse que si un chico tiene problemas hoy no quiere decir que los vaya a tener toda la vida. Si un niño está medicado hay que trabajar para que deje de estarlo, está creciendo y si le facilitamos que esté en relación con otros niños puede ir armando identificaciones con otros, construyendo un grupo de pertenencia. Deberíamos pensar en términos de futuro y de crecimiento.

Author


Avatar